esclavas 2.0 - PhMuseum

esclavas 2.0

Cecilia Antón

2012 - 2015

Argentina

“A mi hija la drogaban con pastillas y la inyectaban a diario…la sacaron una noche, encapuchada y apareció en un galpón, vestida con una pollerita corta y una remera escotada. Al lado de ella había varias chicas, todas asustadas. Estaban paradas ahí, en una rueda de hombres; las ponían allí a la venta y ofertaban plata…ella se acuerda de todas sus violaciones”. (Silvia, madre de Milagros, secuestrada a los 14 años. Logró escapar.)

La trata de personas adquiere variadas formas, aunque el fin siempre es el mismo: producir dinero..

El cuerpo de la persona pasa a ser el medio por el cual se consigue el rédito buscado.

Este es un trabajo que aborda la trata de mujeres con fines de explotación sexual en parte del territorio argentino. Trabajé con 6 casos: varias familias que han sufrido el secuestro de sus hijas por parte las redes de trata con fines de explotación sexual, y a la par me acerqué a sobrevivientes de este macabro crimen. Algunas de esas niñas/mujeres lograron escapar, otras murieron y otras tantas continúan desaparecidas.

Las imágenes fueron realizadas entre los años 2012 y 2015.

La esclavitud del siglo XXI

Según Organización Internacional del Trabajo (OIT) casi 21 millones de personas son víctimas del trabajo forzoso en el mundo. Este delito genera una ganancia aproximada de 150.000 millones de dólares anuales. Las dos terceras partes de esta cifra son producto de la explotación sexual.

Argentina se ha convertido en un país de origen, tránsito y destino de víctimas de trata. Mujeres y niñas dominicanas, paraguayas y peruanas ingresan al país para ser explotadas en todo el territorio. Las argentinas forman parte de este mercado o son trasladadas, principalmente a Europa.

Si bien Argentina desde el año 2008 cuenta con una ley contra la trata (ley 26.842), los avances son lentos y existe gran corrupción.

“…la policía me hizo ir a reconocer el cuerpo de una niña…cuando la vi les dije que no era mi hija. Me hicieron pasar a ver el cadáver 10 veces. Hasta que la pusieron de espaldas y el lunar de nacimiento no estaba…luego me llevaron a una comisaría y el comisario me quiso obligar a firmara una declaración donde yo asumía haber matado a mi hija en un “aborto casero”. Me negué y me puso un arma en la cabeza para obligarme. Yo le dije: ¡máteme, total yo ya estoy muerta!...” (Teresa, madre de Peli, secuestrada a los 13 años. Continúa desaparecida)

La contención a las víctimas todavía es muy pobre, dejándolas expuestas nuevamente a ser cooptadas o no ayudándolas en su recuperación.

La discriminación por género lleva a que nuestra sociedad conciba el cuerpo de las mujeres como un producto. La TV y las publicidades alimentan esta idea. La cultura del macho y del consumo refuerza sus pilares.

Desaparecen niñas y mujeres. Con su ausencia aparece la lucha de sus familias quienes se convierten en investigadores, detectives; en personas que jamás pensaron que serían. Casi en soledad caminan por oscuros senderos, marcados por datos que van recopilando. Ya no temen a nada.

“…no saber que hacían con tu hija te hace sentir que no podes quedarte quieta, sin nada. Hay que luchar para que esto no exista más” (Margarita Meira. Madre de Susy, asesinada en 1990 en Buenos Aires).

___________________________________________________________________________

Slaves 2.0 Trafficking of Women and Girls in Argentina

“My daughter was drugged with pills and injected everyday… they took her out one night, her head all covered, and then she appeared inside a warehouse, wearing a short skirt and a low-cut top. There were other girls next to her, all of them scared. They were standing there, in front of a row of men; they were being sold, men offered money… she remembers all the rapes she suffered”. (Silvia, Milagros´ mother. Milagros was kidnapped when she was 14. She managed to escape.)

Human trafficking can take many forms, though the objective is always the same one: to produce money without caring about the human condition.

The body of the victim becomes the means to obtain the intended profits.

Human trafficking is the XXI century slavery.

According to ILO (International Labour Organization) almost 21 million people are victims of forced labour in the world. Around 150.000 million dollars of profits are generated yearly by the human trafficking industry.

Two thirds of these profits come from sexual exploitation.

Argentina has become a country of origin, transit and final destiny for victims of sex trafficking.

Dominican, Paraguayan and Peruvian women and girls enter the country to be sexually exploited all along the national territory. Argentineans are also part of this market or are transferred abroad, especially to Europe.

Although Argentina has a special law against human trafficking (Law 26.842) since 2008, progress has been slow and there is much corruption.

“…the police asked me to recognize the body of a girl… when I saw her I told them it was not my daughter. They forced to me see the body 10 times. Until they turned her back and I saw that her [my daughter´s] birthmark wasn’t there… Then they took me to a police station and the officer wanted to force me to sign a declaration where I confessed that I had killed my daughter during a “home-made” abortion. I refused, and then he put a gun on my head. I told him: “Kill me, I am already dead!...” (Teresa, Peli´s mother. Peli was kidnapped at age 13. She is still missing).

The support and containment offered to victims is still precarious. That doesn’t help them in their recovery process and leaves them with the risk of being exposed again to their kidnappers.

In our society, based on gender discrimination, women´s bodies are perceived as commodities. TV and the advertising industry support this idea. The culture of the “macho” and consumerism reinforce its pillars.

Women and girls disappear. Upon their absence, the struggle of their families appears. They become investigators, detectives: people they never thought they will be. Almost in solitude they walk through dark paths, highlighted by the information they can gather. They are afraid of nothing.

“…not knowing about what they were doing to my daughter made me feel that I couldn’t stay still, doing nothing. We have to struggle to make this stop forever”. (Margarita Meira. Susy´s mother, murdered in 1990 in Buenos Aires).

{{ readMoreButton }}

  • Calle paralela a la Ruta Nacional 38 donde se encuentra una gran cantidad de prostíbulos. En Argentina estos lugares están prohibidos. La Rioja.

  • Dibujo regalado por Dana Pecci a su mamá Adriana. Dana fue prostituída y asesinada por su proxeneta a sus 21 años. Estuvo secuestrada varios años. Olavarría. Provincia de Buenos Aires.

  • Casa quinta donde funcionaba el prostíbulo donde prostituían a Dana Pecci. Olavarría. Provincia de Buenos Aires.

  • Milagros González. Fue secuestrada en 2013 y luegos de varios meses logró escapar. En ese momento tenía 14 años. Burzaco, Provincia de Buenos Aires.

  • Pollera perteneciente a Ramona "Peli" Mercado. Desapareció de la puerta de su casa en La Rioja, Capital a los 13 años, en 2005. Continúa desaparecida.

  • Habitación de Ramona "Peli" Mercado. Desapareció de la puerta de su casa en La Rioja, Capital a los 13 años, en 2005. Continúa desaparecida.

  • Juan Yacante, tío de Peli Mercado. Juan ha recorrido varios prostíbulos en busca de su sobrina sin obtener resultados. Patquía, La Rioja.

  • Margarita Meira, madre de Susana Becket, asesinada en el año 1992, a sus 18 años. Faltaba de su hogar desde hacía un año. Investigando, la familia y amigas se enteraron de que su supuesto novio la obligaba a prostituírse en famosos cabarets de la ciudad. Buenos Aires.

  • Alfiletero perteneciente a Susana Becket.

  • Sonia, de nacionalidad paraguaya, fue traída por engaño a trabajar en un prostíbulo de la Provincia de Buenos Aires a sus 13 años. Luego de 7 años de encierro, logró escapar con la ayuda de un cliente.

  • Fotografía con la que Sonia fue vendida.

  • Pedro Pennacchi, hermano de Florencia, desaparecida en el año 2005. Tenía 25 años en ese momento. Continúa desaparecida.

  • Juan Yacante, tío de Peli Mercado. Juan ha recorrido varios prostíbulos en busca de su sobrina sin obtener resultados. Patquía, La Rioja.

  • Prostíbulo, zona sur del Gran Buenos Aires.

  • Adriana Gordó, mamá de Dana Pecci. Al día siguiente conocería a su nieta L., hija de Dana y su proxeneta. L. quedó bajo la tutela de los hijos de éste.

  • Pedro Pennacchi mira una imagen de su hermana y piensa que el tiempo no ha pasado. Hace 10 años que Florencia desapareció.

  • Prostíbulo, zona sur del Gran Buenos Aires.

  • Sex Shop. Buenos Aires.


Newsletter